Fr. German’s Message 10th /11th 2010

posted Jul 17, 2010, 10:36 AM by Fr Germán Sanchez   [ updated Feb 6, 2014, 5:47 PM by St. Sebastian ]

Fr. German’s Message

In July several countries celebrate their independence. I won’t name them so I won’t forget any but maybe you are someone who is celebrating your country’s independence this month.

On the anniversary of a nation’s independence, we think of those who gave their lives so that we can live under a democratic government and a constitution that defends the rights and equality of everyone without distinction of race, sex or religion.  At times we don’t realize or fully appreciate our good fortune of living in a country in which peace and justice is within everyone’s reach.

We are the legacy of a past that wasn’t easy for our ancestors. Their accomplishments allow us to live in much more acceptable conditions than they did.

We should thank God for all the blood, sweat and tears of our ancestors in building our democracies and for the liberation of our countries.

The anniversary of independence of our countries should also invite us to reflect on our social, political and religious commitment.

When celebrating the freedom of our countries, we can commit to work toward the construction of free and open societies that will last for generations to come.

You and I are responsible for what our countries will be like tomorrow. You and I are forging the future of our countries.

Liberty, justice, peace and the place of religion in society and in our countries of tomorrow depend on the vision and the action of each of us today.

Christians should commit to participation in politics and the life of society so the Christian vision will be present in the decisions that shape the direction of our countries.

Let’s take advantage of our freedoms   and give thanks to God for the opportunity to build a better world for all

Have a great week

Fr. Germán July 10th /11th  2010



Mensaje del P. Germán

En el mes de julio hay algunos países que celebran su Independencia. No voy a nombrar ninguno para no olvidar alguno pero tal vez usted hace parte de aquellos que van a festejar, en este mes de julio, la Independencia del país en donde usted nació.

Gracias a este aniversario, podemos pensar en todos los hombres y mujeres que dieron su vida para que nuestros países gocen hoy de un gobierno democrático y de una constitución que defienda los derechos del hombre y la igualdad de todos sin distinción de sexo, raza o religión. A veces no tenemos consciencia de la suerte que tenemos al vivir en países en los cuales la paz reina y la justicia está al alcance de todos.

Nosotros somos los herederos de un pasado que no fue simple para nuestros antepasados y que nos permite vivir hoy en condiciones aceptables y humanas.

Gracias Señor por todos nuestros antepasados que derramaron su sangre en la construcción de nuestras democracias y en la Liberación de nuestros países.

El aniversario de la Independencia de nuestros países también debe invitarnos a reflexionar sobre nuestro compromiso social, político y porque no religioso.

Al celebrar la libertad de nuestros países, podemos comprometernos a trabajar en la construcción de sociedades y de países libres, justos y acogedores para las generaciones que vienen.

Ustedes y yo somos hoy los responsables de lo que nuestros países serán mañana. Ustedes y yo somos hoy los obreros del porvenir de nuestros países.

La libertad, la justicia, la paz, el puesto de la religión en la sociedad y en nuestros países de mañana dependen de la visión y de la acción de cada uno de nosotros hoy.

Los cristianos deben comprometerse en la política y en la vida de la sociedad para que la visión cristiana del hombre y de la sociedad esté presentes en las decisiones que determinarán la imagen de nuestros países de mañana.

Aprovechemos de estas fiestas civiles y patrióticas para darle gracias a Dios y para comprometernos en la construcción de un mundo mejor para todos.

Feliz semana.

P. Germán 10 y 11 de julio 2010



Comments