Fr. German’s Message 23rd 2010

posted May 19, 2010, 9:26 AM by Fr Germán Sanchez   [ updated Feb 6, 2014, 5:47 PM by St. Sebastian ]

Fr. German’s Message

Since a longtime ago, I visit retirement homes of the elderly who are part of our parish.

I am always touched by the situation and solitude of some people who I meet there and I also get impressed to see the joy and happiness in the faces of the visited people after sharing some minutes with them.

Among the people we meet, there are many who never receive a visitor, who never have someone to share their sorrows and joys.

Sometimes we need to celebrate the Eucharist on a Saturday morning at the living room of each one of those homes. Many people go there and we try to make our best, before and after the Eucharist to share some words of friendship to one another.

Since March we try to celebrate the Eucharist at these homes in a more regular and frequent manner.

A small music group comes with me to liven up the mass and to sing and play an instrument during the celebration. I am sure that we can broaden our music group so that the celebrations are more festive.

In our parish, there is already a small group of volunteers who visits every week the retirement and elderly homes. But it would be nice if there are more people who could visit more people so that the visits could be longer and more frequent.

If you have time to offer and if you would like to bring a little bit of peace and joy to the elderly, I encourage you to get in contact with you so that we could refer you to those who work in that ministry and who could welcome you to train you and introduce you to those retirement homes that we visit

Fr. Germán May 22nd /23rd  2010



Mensaje del P. Germán

Desde hace bastante tiempo visito regularmente las casas de ancianos y de reposo que se encuentran en nuestra parroquia.

Siempre me conmueve la situación y la soledad de ciertas personas que encuentro allí y también me impresiona la alegría y la felicidad exprimida en la cara de las personas visitadas después de haber compartido con ellas algunos instantes.

Entre las personas que encontramos, hay muchos que nunca reciben una visita o que no tienen alguien con quien compartir sus penas y sus alegrías.

De vez en cuando vamos a celebrar la Eucaristía el sábado en la mañana en el salón de cada una de esas casas. Muchas personas asisten y aprovechamos, antes y después de la Eucaristía para intercambiar algunas palabras de amistad con unos y otros.

Desde el mes de marzo tratamos de celebrar la misa en estas casas de una manera un poco más regular y más frecuente.

Un pequeño grupo de músicos me acompaña para animar la misa y para cantar y tocar un instrumento durante la celebración. Estoy seguro que podemos aumentar nuestro grupo de músicos para que las celebraciones sean más festivas.

En nuestra parroquia, ya existe un pequeño grupo de voluntarios que visita todas las semanas las casas de ancianos y de reposo. Pero sería bueno que haya un poco más de mundo para visitar a más personas y para que las visitas puedan ser un poco más largas y más frecuentes.

Si usted tiene tiempo para ofrecer y si desea llevar un poco de paz y de alegría a las personas de edad, anímese y tome contacto con nosotros para ponerlo(a) en relación con aquellos que ya ejercen ese ministerio y que pueden acogerlo(a) para formarlo(a) y para introducirlo en las casas de ancianos y de reposo que frecuentamos.

Gracias por su participación.

P. Germán 22 y 23 de mayo 2010


Comments