Fr. German’s Message December 17th /18th 2011

posted Dec 15, 2011, 3:52 PM by German Sanchez   [ updated Feb 6, 2014, 5:47 PM by St. Sebastian ]

Fr. German’s Message

Next week we will celebrate Christmas and children will occupy the first places, since Christmas festivities are primarily for them. God became a child to teach us to live in trust, happiness and in simplicity just like children.

This year, I would like children to occupy the first places in order to be able to understand the message of the nativity scene.

God was born among us so all men and women could know his face and discover his love.

For Christmas eve, I would like to invite all children to wear the clothes that represent the jobs and occupations of all men and women of our times, (student, waiter, doctor, architect, professor….).

All of the children who are going to participate in the Mass of Christmas on the 24th of December at the 5pm in English, at the 6:30 pm  in French, and at the 8pm in Spanish can represent an occupation or a profession that they would like to practice when they become adults.

We will choose a young man, and a young girl to represent Joseph and Mary, and we hope to have a baby for each one of the masses.

Waiting for that night, let’s continue preparing our hearts so that on Christmas eve, all of us without exception can receive the baby Jesus who wants to be born in our lives.

We still have one week to finish the preparations.

The nativity scene is already in our homes and is waiting for Christmas eve to receive the small baby Jesus.

We have decided on the dinner menu that we are going to share with our family and our friends.

Our hearts are also ready. We did what was necessary to reconcile with those whom we have had broken relationships.  We decided to live in honesty and to practice justice in all our relationships. We are going to change our behavior with our children and our spouse.  Yes, this Christmas party is for us the occasion to take the road of happiness which is the road that the gospel shows us.

All the professions and occupations have something to do with the arrival of God on earth.  The job that I perform and the profession that you practice are also in the nativity scene.  God came for you and for me.

On Christmas Eve we are going to discover that our occupation or our profession or the job that we do, is also a part of the nativity scene.

We are all interested in the birth of Jesus. God hopes that we are all ready to receive him.

Quickly, let’s finish all the preparations in our hearts so this Christmas is not like the others, and that Jesus can be born in our hearts and our lives.

Have a great week.

Fr. Germán December 17th /18th    2011

Mensaje del  P. Germán

La próxima semana  estaremos celebrando la  Navidad y los niños ocuparán el primer   lugar  porque,   antes que nada,  la Navidad es la fiesta de los niños.   Dios se hizo niño para enseñarnos a vivir con confianza, con alegría  y de una manera simple como los niños.

Este año, quisiera que los niños ocupen el primer lugar para que comprendamos   mejor el mensaje del pesebre.

Dios nació en medio de nosotros para que todos los hombres y  mujeres  pudiéramos conocer su  rostro y descubrir su amor.

Para la noche de  Navidad, quisiera invitar a los niños a que se disfracen  con vestidos que representen el trabajo y las  actividades de  hombres y mujeres de nuestra época (estudiante, mesero, médico, arquitecto, profesor, maestro,...).

Todos los niños que   deseen participar  en  la misa de Navidad el 24 de diciembre a las 5:00pm en inglés, a las 6:30pm en francés y a las 8:00pm en español están invitados a  representar una ocupación o una profesión que ellos (ellas) quisieran hacer cuando sean adultos.

 Así también, seleccionaremos un joven y una señorita para que representen a José y   a María. De igual manera esperamos contar con un bebé   para cada una de las misas.

Mientras esperamos  esa noche, sigamos preparando nuestros corazones para que   en Navidad todos y todas, sin excepción, podamos recibir al  Niño Jesús que desea nacer en nuestras vidas.

Nos queda  solo una semana para terminar los preparativos.

El pesebre ya está en nuestras casas y espera la  Noche de Navidad para recibir al pequeño   Niño Jesús.

Seguramente  ya decidimos el menú para la cena que vamos a compartir aquella noche con nuestra familia y con nuestros amigos.

Seguramente  nuestros corazones también están listos. Ya hicimos todo  lo necesario para reconciliarnos con aquellos(as) que estábamos distanciados (as) o bien con quienes habíamos quebrantado nuestra amistad o relación   desde hace algunas semanas.

Seguramente ya  decidimos vivir en  honestidad y practicar la justicia con quienes nos rodean de manera personal o laboral. Ya decidimos   cambiar el comportamiento con nuestros hijos y con nuestro esposo(a). Si, seguramente, porque   la fiesta de  Navidad es para nosotros la  oportunidad de tomar el camino de la felicidad que es el camino que el Evangelio nos muestra.

Todas las ocupaciones y actividades que llevamos a cabo, tienen algo que ver con la  llegada de Dios a la tierra. El trabajo que yo  desempeño  y la profesión que tú ejerces también están en el pesebre. Dios vino por ti y por mí.

La noche de Navidad vamos a descubrir que nuestra ocupación o nuestra profesión o el trabajo que realizamos también  son parte del pesebre. 

El nacimiento de Jesús nos interesa a todos y a todas. Dios espera que todos y todas estemos listos(as) para recibirlo.

Rápido, terminemos los preparativos en nuestros  corazones para que esta Navidad no sea como las otras. Preparémonos   para que Jesús pueda nacer en nuestro corazón y en nuestra vida.

Feliz semana a todos.

P. Germán, 17/18 de diciembre del 2011
Comments