Fr. German’s Message January 22nd /23rd. 2011

posted Jan 20, 2011, 7:39 PM by Fr. German Sanchez   [ updated Feb 6, 2014, 5:47 PM by St. Sebastian ]

Fr. German’s Message

If you have made a donation in cash, object or service to St. Sebastian parish during the past year, you will receive, before the end of this month a letter that you can use in declaring a reduction in your taxes for the year 2010.

If you made a donation and you do not receive your letter, or if you believe that the stipulated amount in the letter does not correspond to the donation you made, please contact us so that we can verify the receipts in our files and make corrections if they are appropriate.

The majority of people who donated an object or service to the parish petition immediately for receipts, but if you did not, we can verify the donation through our files and add them as cash to your donations.

Every donation that does not correspond to a service rendered (e.g., a sacrament or a Mass celebration) is deductible from your taxes. All donations in the Sunday collection (i.e., a check or cash in an envelope with your name), deposited in the parish office, or sent by mail is taken into consideration in the letter at the end of the year. It is evident that the cash that you deposit in the Sunday collection, without envelope, cannot be taken into consideration since we have no way of knowing who gave what.

The parish receives no financial support from the government or the American church or French church, much less from the Vatican. All the parishes partake in the life of the Archdiocese by means of special collections such as “Together in Mission”, the Retirement Fund for religious, for the various missions around the World, for Cardinal McIntire’s Fund for Charity and so on. Beyond that, each year 10% of the parish’s budget goes to the Archdiocese to support parishes in need.

Once a year we also do a second collection to send to Rome to help the Vatican in its charitable activities throughout the world, and the collection of Good Friday is sent to Jerusalem to help maintain the existing churches in the land of Jesus.

All our activities, coverage for priests, for sisters, salaries of those employed by the parish, utilities, taxes, cleaning and maintenance of the buildings, insurances… all these expenditures are covered through your  donations. The parish cannot exist without your financial support.

There are numerous members of the three communities who have understood the way the parish economy functions and who give generously each week to the parish. A special thanks for your donations.

May the Lord bless you and your family for your generosity.

The act of sharing what you earn with the community in which your faith is nourished is a way to thank the Lord for all that He gives you.

When we have exceptional expenditures, such as the construction of the multipurpose hall, we try to raise funds through additional Sunday collections, solicit donors, and sponsor fund-raising activities such as our Hawaiian Fiesta and Christmas arts and crafts sale. This money is also taken into consideration in the fiscal receipt.

Now that you know how we spend the money that you entrust us with, I pray that you will continue to be generous in your support.

Have a great week...

Fr. Germán January 22nd /23rd. 2011


Mensaje del  P. Germán

Si usted ha hecho una donación en dinero efectivo, en cheque, en objetos o en servicio a la parroquia San Sebastian durante el año 2010, va a recibir antes de fines del mes de enero, una carta que puede utilizar en su declaración de impuestos para obtener una reducción en los impuestos del 2010.

Si de repente no recibe su carta y usted hace parte de los donadores o si cree que la cantidad estipulada no corresponde exactamente a las donaciones que usted hizo, por favor tome contacto con nosotros para que podamos verificar los recibos archivados para corregir la cantidad.

En general, la mayoría de personas que donan un objeto o un servicio a la parroquia solicitan su recibo fiscal inmediatamente pero si usted no lo hizo, podemos verificar en los archivos y aumentarlo a las donaciones hechas durante el año en efectivo.

Toda donación que no corresponda a un servicio recibido (un sacramento o una misa celebrada,…) es deducible de sus impuestos. Toda donación en la colecta dominical (en cheque o en efectivo en un sobre con su nombre), depositada en la oficina de la parroquia o enviada por el correo es tomada en cuenta en la carta del fin de año. Es evidente que el dinero efectivo que usted deposita en la colecta dominical, sin sobre, no puede tomarse en cuenta ya que no sabemos quién lo dio ni de cuanto fue la donación. Por favor solicite su recibo correspondiente.

La parroquia no recibe ninguna ayuda económica ni del gobierno ni de la Iglesia americana o francesa y menos del Vaticano. Todas las parroquias participan a la vida de la arquidiócesis por medio de colectas especiales como Unidos en Misión, para los sacerdotes, los religiosos y religiosas retirados, para las misiones, para el fondo de solidaridad del Cardenal MacIntire, y cada año el 10% del presupuesto de la parroquia debe ser enviado a la arquidiócesis para permitir que los servicios diocesanos puedan existir.

Una vez al año hacemos también una segunda colecta para enviar a Roma para ayudar al Vaticano en sus actividades caritativas en el mundo entero y la colecta del viernes santo es enviada a Jerusalén para ayudar a las iglesias existentes en el país de Jesús.

Todas nuestras actividades, la indemnización de los sacerdotes, de las hermanas, los salarios de los empleados, la electricidad, el gas, el teléfono, los impuestos, la limpieza y el mantenimiento de los edificios, los seguros… Todos los gastos son cubiertos gracias a sus donaciones. La parroquia no puede existir sin su ayuda económica regular.

Muy numerosos son los miembros de las tres comunidades que han comprendido la manera cómo funcionan las economías de la parroquia y que participan cada semana a la vida de la comunidad gracias a su donación.

Que el Señor bendiga su actividad y que el Señor bendiga su familia por su generosidad.

El hecho de compartir lo que usted gana con la comunidad, en la cual usted alimenta su fe, es una manera de agradecer al Señor por todo lo que El le da.

Cuando tenemos un gasto excepcional, como la construcción de la sala polivalente, hacemos varias colectas adicionales, solicitamos los donadores y hacemos campañas para recoger fondos. Este dinero también es tomado en cuenta en el recibo fiscal.

Ahora que usted sabe cómo gastamos el dinero que usted nos confía, estoy seguro que todos van a ser más generosos.

Feliz semana a todos y que el Señor bendiga su generosidad.

P. Germán, enero 22/23 del 2011
Comments