Fr German’s message June 8th/9th 2013 The Body of Christ and 1st Communions

posted Jun 6, 2013, 7:29 PM by German Sanchez   [ updated Feb 6, 2014, 5:47 PM by St. Sebastian ]

Fr German’s message

The Body of Christ

and 1st Communions

 

St. Sebastian Parish held 78 First Communions – not counting the ones held during Easter Week—at the end of its 2013 academic school year where children received the Body and Blood of Christ for the first time.  From now on they will take part in the procession along with all the men and women of the world who come to Church to hear the Word of God and to be nourished by the Body of Christ in the form of the Eucharist. 

The Christian community is overjoyed in welcoming them and at the same time feels a responsibility to the children who are in need of our testimony and our word to continue their growth and friendship with Jesus.

Every Sunday we receive the Body and Blood of Christ in the Eucharist to transform us into who we are:  “the Body of Christ”.

 ! What mystery, what joy and what responsibility!

If Christians keep conscious that we are the Body of Christ there will be a major revolution in the world.  If we live what we are: “the Body of Christ,” all those living around us will know the Gospel. 

If all Christians proclaim to the world that the Body of Christ is alive here and today within our families, our workplace and within our society, we will discover the love and tenderness of God for all men and women of humanity.

Only the presence of the Holy Spirit in our hearts can help us understand and live what we are: “the Body of Christ.” 

Only hearts open to the actions of God’s Spirit will live in the joy of being members of the Body of Christ. 

Only the men and women of good will can feel the responsibility for the happiness of all humanity.  Therefore, do you want to live every day as members of the Body of Christ?  Do you want to commit, with the help of the Holy Spirit, to ensure that in all his words and actions, all humanity discovers the presence of Christ?

The communion we receive at every Eucharist is an immense gift that God gives us.  The Communion that God places in our hands and in our hearts is the nourishment for life and happiness.  Do you want to live? Do you want to live happy?  Then receive Christ’s Body often and let us be, everyday, who we are: “The Body of Christ.”

Happy Year of Faith. 

Happy week.

Fr Germán June 8th/9th 2013

Mensaje del P. Germán

El Cuerpo de Cristo

y las primeras comuniones

La Parroquia San Sebastián tuvo, en este fin de año escolar, 78 primeras comuniones, sin contar las que tuvimos durante las fiestas de Pascua.

Los niños recibieron el Cuerpo y la Sangre de Cristo por  primera vez. De ahora en adelante, ellos  formarán parte, todos los domingos, de  la procesión de  hombres y  mujeres de este mundo, que vienen a la Iglesia para escuchar la Palabra de Dios y para alimentarse del Cuerpo de Cristo en la Eucaristía.

La comunidad cristiana se alegra de recibirlos, al mismo tiempo se siente responsable de esos niños que necesitan nuestra palabra y sobre todo nuestro testimonio para seguir creciendo en su amistad con Jesús. 

Todos los domingos, recibimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo en la Eucaristía para transformarnos en lo que somos: “El Cuerpo de Cristo”.

Qué misterio, qué alegría y qué responsabilidad.

Si los cristianos tuviéramos  consciencia de que somos el Cuerpo de Cristo, entonces habría   una gran revolución en el mundo.

Si los cristianos vivimos lo que somos: “El Cuerpo de Cristo”, todos los que viven alrededor de nosotros conocerán  el Evangelio.

Si los cristianos  anunciamos al mundo que el Cuerpo de Cristo vive hoy y aquí, nuestras familias, nuestros lugares de trabajo y nuestra sociedad descubrirán el amor y la ternura de Dios por todos los hombres y las mujeres de nuestra humanidad.   

Solo la presencia del Espíritu Santo en nuestro corazón puede ayudarnos a entender y a vivir lo que somos: “El Cuerpo de Cristo”.

Solo los corazones abiertos a la acción del Espíritu de Dios pueden vivir alegres al sentirse miembros del Cuerpo de Cristo.

Solo los hombres y las mujeres de buena voluntad pueden sentirse responsables de la felicidad de toda la humanidad.

Entonces, ¿desean vivir todos los días como miembros del Cuerpo de Cristo?

¿Quieren comprometerse, con la ayuda del Espíritu Santo, a trabajar para que en todas sus palabras y en todas sus acciones, la humanidad descubra la presencia de Cristo? 

La comunión que recibimos en cada Eucaristía, es un regalo inmenso que Dios nos ofrece.

La comunión que Dios coloca en nuestras manos y en nuestro corazón es un alimento para la vida y para la felicidad.  ¿Quieren vivir? ¿Quieren vivir felices? Entonces reciban frecuentemente el Cuerpo de Cristo y seamos, todos los días, lo que somos: “El Cuerpo de Cristo”.

Feliz semana.

Feliz año de la Fe.

P. Germán 8 y 9 de junio 2013
Comments