Fr Germán message August 21st/22nd 2010

posted Aug 20, 2010, 12:05 PM by Fr. German Sanchez   [ updated Feb 8, 2014, 7:36 AM by St. Sebastian ]

Fr. German’s Message

 

We are almost at the end of summer vacation and preparing to begin our new school year with renewed happiness, and regenerated physically and spiritually.

Before we start the new school year, let’s take a few minutes with the family to thank the Lord for those enjoyable experiences we had in our time off and for all those people that we met who enriched our lives. Let’s thank the Lord for all that He has given us and all we have learned in this privileged time that we have each year to renew ourselves.

Let’s try to retain all the good that we derived from one another this summer. Perhaps there were some who trusted us with details of their personal suffering or difficulties. Let’s pray for them and let us not forget to call on them once in a while.

Giving thanks to the Lord, be thankful to others and take the time, on these last vacation days, to prepare for the new school year.

Let us not start school, work or other activities without defining our priorities.

The world we live in poses many opportunities, challenges, invitations and attractions. We can’t do all things, but if we want to do the right things, then we must choose carefully. So let’s start by defining the priorities of our lives. Let’s try writing a list of what is truly important to us in our job, in our family life, and in our social life.

How long are we to consecrate our job, the family, sports, our friends or even ourselves?

And where do we place God in all this? Do we have some time for God during the day or the week? Are we to meet with God only on Sundays according to the priorities of our lives or are we to place all activities in front of God, who loves us and awaits us?

Some days ago, someone told me that she was upset with God because He did not intervene in the moment when she needed Him. This same individual says that she has no time for prayer and that on Sundays she prefers doing something else instead of going to Mass. I think that the incoherence is evident. Why get mad at God when He doesn’t do what we would want Him to do knowing that in our lives every day we behave as if God doesn’t exist?

Some of us seem to need God only when we are in difficulties?  Instead, let’s take time to be thankful to the Lord, to meet with Him and to listen to His word in the Christian community that is the Body of Christ and present in our home, our neighborhood and our city?

Before we start the new school year, let’s take some moments to define what we wish to do, and let’s utilize the necessary means to reach our objectives.

Happy preparation for the initiation of the new school year.

Have a great week.

Fr. Germán LA. August 21st/22nd 2010

Mensaje del  P. Germán

 

Ya estamos casi al final de las vacaciones y empezamos a prepararnos para empezar un nuevo año escolar con alegría y renovados física y espiritualmente.

Entonces, antes de empezar el nuevo año, tomemos algunos minutos en familia para agradecer al Señor por todos los momentos agradables que vivimos en este tiempo de descanso y por todas las personas que encontramos en estos días de vacaciones. Demos gracias al Señor por todo lo que nos ha dado y por todo lo que hemos aprendido en este tiempo privilegiado que tenemos cada año para renovar nuestras fuerzas.

Después de agradecer al Señor por todos los dones recibidos en este verano, podemos también tomar un poco de tiempo para agradecer a todas las personas que encontramos en estos dos últimos meses. Aprovechemos para recordar las conversaciones y los encuentros que tuvimos y tratemos de conservar las buenas cosas que aprendimos de unos y otros. Probablemente hubo personas que nos confiaron su sufrimiento o sus dificultades; oremos por ellas y no olvidemos de comunicarnos con ellas de vez en cuando.

Darle gracias al Señor, agradecer a los demás y tomar tiempo, en estos últimos días de vacaciones, para prepararnos para el nuevo año escolar.

No empecemos la escuela, el trabajo o las diferentes actividades de este nuevo año escolar sin definir las prioridades de nuestra vida.

El mundo en el que vivimos hoy nos propone muchas cosas. Los niños, los jóvenes y los adultos tienes hoy muchas proposiciones y solicitudes. No podemos hacerlo todo y si queremos hacer las cosas  bien hechas debemos escoger. Entonces, tratemos de definir las prioridades de nuestra vida. Tratemos de hacer una lista de lo que es importante en nuestro trabajo, en la familia y en la vida social. ¿Cuánto tiempo vamos a consagrar al trabajo, a la familia, al deporte, a los amigos y a nosotros mismos?

Y Dios en todo esto? Tenemos un poco de tiempo para Dios durante el día o la semana? Vamos a colocar el encuentro dominical con Dios entre las prioridades de nuestra vida o vamos a colocar todas las actividades delante de Dios que nos ama y que nos espera?

Alguien me decía en estos días que estaba enojada con Dios porque no había intervenido en el momento en que ella necesitaba de él. Yo se que, desde hace mucho tiempo, esta persona dice que no tiene tiempo para orar y que los domingos prefiere hacer otra cosa que ir a misa. Entonces, me parece que la incoherencia es evidente. Porque enojarnos con Dios cuando no hace lo que quisiéramos que haga sabiendo que en nuestra vida de todos los días nos comportamos como si Dios no existiera? Tenemos necesidad de Dios solamente cuando estamos en dificultades? Cuando todo está bien, tomamos un poco de tiempo para agradecer al Señor, para encontrarnos con él y para escuchar su Palabra en la comunidad cristiana que es el Cuerpo de Cristo presente en nuestro barrio y en nuestra ciudad?

Antes de empezar el nuevo año escolar, tomemos algunos momentos para definir lo que deseamos hacer y utilicemos los medios necesarios para alcanzar nuestros objetivos.

Feliz preparación en la iniciación del nuevo año escolar.

Feliz semana.

 

P. Germán, 21-22 agosto del 2010


Comments