Fr German’s message 07/11/2021 1ST WORLD DAY FOR GRAND-PARENTS AND THE ELDERLY

posted Jul 8, 2021, 6:23 PM by German Sanchez

Fr German’s message

1ST WORLD DAY FOR GRAND-PARENTS AND THE ELDERLY

 

In his pastoral concern to invite the Church to go to the peripheries, Pope Francis instituted on the 4th Sunday of July “World Day of the Grandparents and the Elderly.”

I would like to encourage you to read this text, which is not very long, which is simple and is also full of wisdom. Click here.

I read that text with great interest, and it moved me because on several occasions the Pope situates himself as an older person, personally experiencing the weaknesses and difficulties lived by older people.

Pope Francis addresses grandparents and the elderly first and then invites all men and women of good will to pay tribute to grandparents and the elderly. He reminds us that “… no one is saved alone…, we need each other, and we owe each other in order for humanity to be reborn…”

The institution of this day for grandparents and the elderly is one of the Church's proposals to help humanity heal after so much suffering caused by the pandemic.

It seems to me that it is important that we all always keep in mind the words of Jesus (Mt 28,20) "I am with you every day."

Pope Francis says that "the vocation of all is to preserve the roots, transmit the faith to the young, and take care of the little ones."

No one should feel excluded from that mission. It does not matter what our professional activity or our age, we must all work to preserve our roots. We cannot build the future if we do not consider the roots of our society, our country and our family.

Many of us have been instructed in the faith by our grandparents. They have an important role in the transmission of the faith.

We also know that there are many older people who are very active in social services and in foundations that protect the little ones.

Pope Francis says the world needs to rebuild after the coronavirus storm. In this reconstruction he speaks of three pillars: "dreams, memory, and prayer."

He reminds us that "we must all take part in rehabilitation and in helping wounded societies." Grandparents and the elderly are indispensable in maintaining these three pillars. They help us dream of a better world in which justice and brotherhood can be lived in all peoples. They are the memory of many happy or less happy events that society must reproduce or avoid.

Many grandparents and elderly people had the experience of forced immigration. They can help the youth and children of today to see immigrants not as enemies but as people who need to be welcomed. The memory of the war also helps our society avoid this horror. Speaking of prayer, Pope Francis uses the beautiful words of his predecessor Pope Emeritus Benedict who says: "The prayer of the elderly can protect the world, probably helping it in an even more incisive way than the activism of many people." "Prayer is a lung from which neither the Church nor the world can deprive themselves." (Evangelii Gaudium no. 262).

The Pope reminds us that grandparents and the elderly need our caresses and visits; that we owe a debt to them, and that they are always indispensable in building a more humane, fraternal, and better society for all.

Happy feast to all the grandparents and all the elderly.

Never forget, especially in moments of loneliness, that Jesus says: "I will be with you every day.”

Have a wonderful week.

Fr. Germán, July 11th, 2021

Mensaje del P. Germán

1ª JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y DE LAS PERSONAS MAYORES

 

En su preocupación pastoral de invitar la Iglesia a ir a las periferias, el Papa Francisco instituyó el 4º domingo de julio “Jornada Mundial de los abuelos y de las personas mayores”.

Quisiera animarlos a leer ese texto que no es muy largo, que es sencillo y además está lleno de sabiduría. Haga clic aquí.

Leí ese texto con mucho interés y me conmovió porque en varias ocasiones, el Papa se sitúa como persona mayor, experimentando personalmente las debilidades y dificultades vividas por las personas mayores.

El Papa Francisco se dirige en primer lugar a los abuelos y a las personas mayores, luego invita a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a rendir homenaje a los abuelos y a las personas mayores. Nos recuerda que “… nadie se salva solo…, necesitamos unos de otros y tenemos una deuda con los demás con el fin de que la humanidad renazca…”

La institución de esa jornada para los abuelos y personas mayores es una de las proposiciones de la Iglesia para ayudar a la humanidad, a curar después de tanto sufrimiento ocasionado por la pandemia.

Me parece que es importante que todos tengamos siempre presente las palabras de Jesús (Mt 28,20) “Yo estoy contigo todos los días”.

El Papa Francisco dice que “la vocación de todos es la de conservar las raíces, transmitir la fe a los jóvenes y cuidar de los más pequeños ".

Nadie debe sentirse excluido de esa misión. Poco importa nuestra actividad profesional o nuestra edad, todos debemos trabajar para conservar nuestras raíces. No podemos construir el futuro, si no tenemos en cuenta las raíces de nuestra sociedad, de nuestro país y de nuestra familia.

Muchos de nosotros han sido instruidos en la fe por los abuelos. Ellos tienen un rol importante en la transmisión de la fe.

También sabemos que hay muchas personas mayores que son muy activas en los servicios sociales y en las asociaciones que protegen a los más pequeños.

El Papa Francisco dice que el mundo necesita reconstruirse después de la tempestad del coronavirus. En esa reconstrucción habla de tres pilares: “los sueños, la memoria y la oración”.

Nos recuerda que “todos debemos ser parte en la rehabilitación y en la ayuda a las sociedades heridas”. Los abuelos y las personas mayores son indispensables en la mantención de esos tres pilares. Ellos nos ayudan a soñar en un mundo mejor, en el cual la justicia y la fraternidad puedan ser vividas en todos los pueblos. Ellos son la memoria de muchos eventos felices o menos felices, que la sociedad debe reproducir o evitar.

Muchos abuelos y personas mayores tuvieron la experiencia de vivir la inmigración forzada. Ellos pueden ayudar a los jóvenes y a los niños de hoy, a ver los inmigrantes no como enemigos, sino como personas que necesitan ser recibidas. La memoria de la guerra también ayuda nuestra sociedad a evitar ese horror. Hablando de la oración, el Papa Francisco utiliza las hermosas palabras de su predecesor el Papa Emérito Benedicto que dice: “La oración de las personas mayores puede proteger el mundo, ayudándolo probablemente de una manera todavía más incisiva que el activismo de muchas personas”. “La oración es un pulmón del cual ni la Iglesia, ni el mundo pueden privarse”. (Evangelii Gaudium no. 262).

El Papa nos recuerda que los abuelos y las personas mayores necesitan nuestras caricias y visitas. Que tenemos una deuda con ellos, que ellos son siempre indispensables en la construcción de una sociedad más humana, más fraterna y mejor para todos.

Feliz fiesta a todos los abuelos y a todas las personas mayores.

Nunca olviden, sobre todo en los momentos de soledad, que Jesús dice: “Yo estaré contigo todos los días”.

Feliz semana.

P. Germán 11 de Julio del 2021
Comments