Fr German’s message August 23rd 2015 AFTER 1st COMMUNION

posted Aug 20, 2015, 3:42 PM by German Sanchez

Fr German’s message

AFTER 1st COMMUNION

On Saturday June 6th and Sunday the 7th the Church celebrated the Body and Blood of Christ.

This weekend we celebrated the first communion of the children of the Saint Sebastian community.

It all started Saturday evening at Newport Beach. One of the children of the French speaking Catholic community of Orange County received the Body and Blood of Christ for the first time. After the celebration, we had an American history teacher speak to us with much wisdom and humor about how the Americans landed at Normandy on June 6th, 1944 to liberate Europe from Nazi occupation. I hope to have this teacher come to Los Angeles so that we can all have the opportunity to hear him and understand how the Allies worked together to push the Nazis back. After the conference we shared the usual potluck. This time the meal was enhanced by some champagne to celebrate Mateo’s first communion. 

On Sunday we started the day with the first communion of children from the school. Nine children received the Body and Blood of Christ for the first time. The teachers, many families from the school, friends of the school, and parishioners that normally attend the 9:00 mass were at the church to support the children who approached the altar for the first time. In this celebration I felt that the school is, more and more, a part of the life of the parish.

At the French mass we welcomed 9 children who received the Body and Blood of Christ. During mass, the catechists presented an image of Christ surrounded by the names of the children who received the Body and Blood of Christ that morning.      

A life-size representation of Christ was placed on a chair next to the altar. Upon Christ’s tunic, each child from the first communion placed a drawing of a body with their name on it. The offertory and universal prayer were also taken on by the children. 

The noon mass in Spanish welcomed 17 children who had their first communion. The Church was particularly full. The children were very well received and the celebration was also very beautiful.

I reminded the children but especially parents, in all the masses, that the first communion was not the last. That Christ and the Church were inviting them to come every Sunday to receive communion to feed their faith.

We did all that we could to help your children discover Christ and love him. Now it is the parents’ responsibility to help their children to keep their relationship with Christ going. Parents have the obligation to pass on to their children what they believe is good for them. Faith is necessary to live in a world that is more and more materialistic. Faith is essential for knowing the happiness and peace that come from God and that we do not find in money, nor power, nor anywhere else.

Help your children grow up close to God. They will thank you when they are adults.

Congratulations to all the children who received Christ for the first time. Don’t forget that faith does not need a vacation. Even over vacation there is mass on every Sunday, and the Lord awaits you.

The catechism classes for children, youth and adults will begin on the second week of September.

Have a great week.    

Fr Germán August 23rd 2015

Mensaje del P. Germán

DESPUES DE LA 1ª COMUNIÓN

El sábado 6 y el domingo 7 de junio la Iglesia celebró el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Ese fin de semana, celebramos la primera comunión de los niños de nuestra comunidad de San Sebastián.

Todo empezó el sábado en Newport Beach. Uno de los niños, de la comunidad católica de Orange County, recibió por la primera vez el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Después de la celebración, tuvimos un profesor americano de historia que nos habló, con mucha sabiduría y humor, de la manera en que los americanos, desembarcaron en las playas de Normandía, el 6 de junio de 1944 para liberar Europa de la ocupación nazi. Espero invitar a ese profesor a Los Ángeles, para que todos tengamos la oportunidad de escucharlo y comprender mejor, cómo los aliados se organizaron para hacer retroceder a los nazis. Después de la conferencia, compartimos la cena que todos traen habitualmente. En esta ocasión, la cena fue un poco mejor porque tuvimos champagne para celebrar la Primera Comunión de Mateo.

El domingo empezamos el día con la Primera Comunión de los niños de la escuela. Nueve niños recibieron el Cuerpo y la Sangre de Cristo por la primera vez. Los profesores, muchas familias de la escuela, amigos de la escuela y los fieles habituales de la misa de las 9am, estuvieron en la iglesia para apoyar a los niños que se acercaban por la primera vez al altar. En esta celebración sentí que la escuela está cada día más integrada en la vida de la parroquia.

En la misa en francés acogimos 9 niños que recibieron el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Durante la misa, los catequistas presentaron en un cuadro, una figura de Cristo, rodeada del nombre de los niños que recibían en esa mañana el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Una representación de un Cristo grande como una persona, estaba situada en un asiento al lado del altar. En la túnica del Cristo, cada niño de la Primera Comunión colocó una figura con su nombre. El ofertorio y la oración de los fieles también estuvieron a cargo de los niños.

La misa del medio día en español recibió 17 niños que hicieron su primera comunión. La Iglesia estaba particularmente llena. Los niños estuvieron muy piadosos y la celebración también estuvo muy bonita.

En todas las misas recordé a los niños, y sobre todo a los padres de familia, que la Primera Comunión no es la última. Que Cristo y la Iglesia los invitan a venir todos los domingos, a recibir la comunión para alimentar su fe.

Nosotros hicimos todo lo que pudimos para ayudar a sus hijos a descubrir a Cristo, y amarlo. Ahora la responsabilidad es de los padres de familia quienes deben ayudar a sus hijos a mantener una relación con Cristo. Los padres tienen la obligación de transmitir a sus hijos lo que creen que es bueno para ellos. La fe es indispensable para conocer la felicidad y la paz que vienen de Dios y que no se encuentran ni en el dinero, ni en el poder, ni en ningún otro lugar.

Ayude a sus hijos a crecer cerca de Dios. Ellos se lo agradecerán cuando sean adultos.

Felicitaciones a todos los niños que recibieron a Cristo por la primera vez. No olviden que la fe no tiene vacaciones. Incluso durante las vacaciones, todos los domingos hay una misa y el Señor los espera.

Las clases de catecismo para los niños, jóvenes y adultos empiezan la segunda semana de septiembre.

Feliz semana.

P. Germán 23 de agosto del 2015
Comments