Fr German’s message December 31st 2017 HAPPY NEW YEAR

posted Dec 27, 2017, 12:44 PM by St Sebastian Catholic Parish

Fr German’s message

HAPPY NEW YEAR

This weekend is the last one of the year. We will say goodbye to 2017 and usher in 2018.

Of course, there will be plenty of noise in the street and there are probably feelings of thanksgiving and hope in our hearts.

2017 is over and has left its mark on each of our hearts. These marks are in memory and do not fade away. Except in cases of illness or mental fatigue. Memory accompanies us, and it is important for the present and for the future. It allows us to find our place and experience the present in a certain way. It helps us prepare for the future. Events from history leave their marks on us and create within us a memory that makes us who we are today.

During this last weekend of the year, let us try to review the events that have left their mark on our lives this year. Let us look at the positive side of everything we have experienced. There are probably painful moments, sad times and difficulties that we had to face. In all events, even difficult ones, there should also be something positive that we can keep in our memories.

Before starting a new year, let us take the time to say thank you to God for 2017. Thank you for all the moments of joy, love, and friendship that we shared. Thank you for the strength and solidarity that we have seen in the times when we needed others. Thank you for every day that allowed us to grow in love and in respect for God, creation, and our neighbors. “Thanks” can be the last word we say at the end of this year.

To start the new year 2018, let us try to fill our hearts and our minds with feelings of hope.

The wishes we will exchange in the first month of the year are the proof of all the feelings of hope that we have to usher in 2018.

We hope to have good health. We hope the peace will reign in our hearts, in our families, in our communities, and in our world. We hope that justice will take a step forward and that the respect of every man and woman in our world will make progress in 2018. We hope that the people who suffer will find comfort and strength so they can fight against the evil at the root of their suffering.

We hope that every conflict that disrupts the peace in our families, in our communities and in our world comes to a peaceful solution for the good of all. We hope that weapons fall silent and that peace would return to countries which live in fear.

We hope that the Word of God would be heard and put into practice everywhere.

We hope for much happiness for ourselves and for others.

But our feelings of hope should go hand in hand with a desire for commitment.

We should ask ourselves, at the moment we usher in the new year: What can I do so that the world around me would be better?

If we are committed to working on building a better world here and now, 2018 will be a great year for all of us.

God is with us and he is counting on us to transform the world this year.

Thank you 2017 and count on us, 2018. With the help of God, we will do everything so that the new year will be a Happy New Year for all.    

Fr Germán December 31st 2017

Mensaje del P. Germán

FELIZ AÑO

Este fin de semana es el último del Año. Le decimos a-Dios al 2017 y recibimos el 2018.

En la calle seguramente hay mucho ruido y en nuestros corazones probablemente, tenemos sentimientos de agradecimiento y de esperanza.

El año 2017 se fue dejando marcas en el corazón de cada uno. Estas marcas se sitúan en la memoria, que no desaparece. Solo en caso de enfermedad o de cansancio del cerebro. La memoria nos acompaña, es importante tanto en el presente como en el futuro. Nos permite situarnos y vivir el presente de una cierta manera. Nos ayuda a preparar el futuro.

Los eventos de la historia nos marcan y crean en nosotros, una memoria que hace que seamos lo que somos hoy.

En este último fin de semana del año, tratemos de recordar los eventos que han marcado nuestra vida en este año. Observemos el lado positivo de todo lo que hemos vivido. Probablemente hubo momentos dolorosos, horas tristes y dificultades que hemos tenido que afrontar. En todo evento, incluso difícil, debe haber algo positivo que podemos conservar en la memoria.

Antes de empezar un año nuevo, obsequiémonos unos minutos, para decir gracias a Dios por este año 2017.

Gracias por todos los momentos de alegría, de amor y de amistad que hemos compartido. Gracias por la fuerza y la solidaridad que hemos descubierto en los momentos, en los cuales, hemos necesitado a los demás. Gracias por todos los días que nos han permitido crecer en el amor y respeto de Dios, de la creación y de nuestro prójimo. Gracias puede ser la última palabra que pronunciemos al final de este año.

 Para empezar el nuevo año 2018, tratemos de llenar nuestro corazón e inteligencia con sentimientos de esperanza.

Los deseos que vamos a intercambian durante el primer mes del año son la manifestación de todos los sentimientos de esperanza que tenemos para recibir el 2018.

Esperamos tener una buena salud. Esperamos que la paz reine en nuestros corazones, en nuestras familias, en nuestras comunidades y en nuestro mundo. Esperamos que la justicia haga un paso hacia adelante y que el respeto de todos los hombres y mujeres de nuestro mundo, progrese en este año 2018. Esperamos que la gente que sufre encuentre consuelo y fuerza, para luchar contra el mal que está al origen de su sufrimiento.

Esperamos que todos los conflictos que perturban la paz en nuestras familias, en nuestras comunidades y en nuestro mundo, encuentren solución pacífica para el bien de todos.

Esperamos que las armas hagan silencio para que la paz regrese a los países que viven en el miedo.

Esperamos que la Palabra de Dios sea escuchada y puesta en práctica en todas partes.

Esperamos mucha felicidad para nosotros y para los demás.

Pero nuestros sentimientos de esperanza deben acompañarse también, de un deseo de compromiso.

Debemos preguntarnos, en el momento en el cuál recibimos el año nuevo: ¿Qué puedo hacer para que el mundo sea mejor alrededor de mí?

Si nos comprometemos a trabajar en la construcción de un mundo mejor aquí y ahora, el 2018 será un año hermoso para todos.

Dios está con nosotros y cuenta con nosotros para transformar el mundo en este año nuevo.

Gracias 2017 y cuenta con nosotros 2018. Con la ayuda de Dios vamos a hacer lo necesario, para que el año nuevo sea un Feliz Año para todos.

P. Germán 31 de enero del 2017
Comments