News‎ > ‎

Training for volunteers 2011

posted Sep 22, 2011, 6:57 PM by Fr Germán Sanchez   [ updated Sep 22, 2011, 7:07 PM ]

Training for all volunteers

Everyone has heard of the scandals of abused children and about the measures adopted by the American Church to protect children and to prevent this from reoccurring in our society.

From some years the church has been requiring a special training for priests, religious men and women, workers, catechists, readers, Eucharistic ministers, aides who welcome people before the mass, volunteers, members of the pastoral and economic development councils and, in general, all adults who are around the parish or catholic schools in contact with children.

This special training, called VIRTUS, teaches us to detect the signs displayed by children who have been victimized or who are experiencing a situation of sexual, physical or moral abuse.

Virtus helps us to know the procedure to follow and the professionals that need to be contacted when a child is in danger. It helps us to detect odd, suspicious or ambiguous behaviors in some adults. Virtus also helps us to prevent cases of abuse around us that might be unnoticed. The training must be updated every two years.

Those who participate in the Virtus program must also submit their fingerprints to enable the church to prevent people with a record of child abuse in other cities or countries from coming into our parishes or schools and getting in contact with potential victims.

Both, the Virtus training and the fingerprinting, are MANDATORY for anyone working (paid or unpaid) in parishes and catholic schools who, in one way or another, are in contact with children participating in activities proposed by the parish or school.

For the children of the catechism, the children and youth in catholic schools, the youth preparing for the sacrament of confirmation, the members of a group of young people, and for the parents, the church proposes a training program called "GOOD TOUCH / BAD TOUCH”. This program helps parents, children and young people to detect inadequate behaviors of certain adults and to prevent potential abuse. Throughout this program, adults, children and young people learn about the steps to take to prevent child abuse or to report when abuse has already occurred.

This year, for all adults that participate in the life of our parish, we will have the VIRTUS training in English on Saturday November 12 from 9am to 12pm (noon) and, in Spanish, on Saturday October 29 from 9am to 12pm (noon).

We remind you that this training is strictly mandatory and if you don’t receive it in our parish, you must go and get a diploma of participation in another parish so that you may continue with your active participation in the activities of the parish.

To participate, you must register with the parish office no later than two weeks before the start of the program so that we can order the materials that each attendant receives during training.

Registration is required by October 8 for the training program in English, and by October 15 for the training program in Spanish. We kindly request a fee of $ 5.00 per adult.

If you have any questions, please don’t hesitate to get in touch with one of the sisters in the parish or with me.

I invite you to participate in this training to help us in the prevention of potential cases of child abuse. Never again should any child be a victim of abnormal behaviors of adults related with the church.

Have a great week

Fr. Germán September 24th / 25th 2011

Formacion para todos los voluntarios

Todos  han oído hablar de niños abusados y de las medidas que la Iglesia Americana adoptó para proteger a los niños y para evitar que este drama se reproduzca en nuestra sociedad.

Desde hace algunos años, la Iglesia exige una formación especial para los sacerdotes, los religiosos y religiosas, los empleados, los catequistas, les lectores, los ministros de la eucaristía, las personas que acogen antes de la misa, los voluntarios, los miembros de los consejos pastoral y económico y todos los adultos que alrededor de la parroquia o de las escuelas católicas tienen contacto con los niños.

Esta formación particular llamada VIRTUS nos enseña a detectar los signos que se presentan en los niños que han sido víctimas o que están viviendo una situación de abuso sexual, físico o moral. El Virtus nos ayuda a conocer el procedimiento que debemos seguir y los profesionales que debemos contactar frente a un niño en peligro. El Virtus nos ayuda a descubrir los comportamientos extraños, sospechosos o ambiguos de algunos adultos. El Virtus nos ayuda a prevenir los abusos que pueden producirse alrededor de nosotros sin que nos demos cuenta. Esta formación debe ser actualizada cada dos años.

Las mismas personas que deben participar en el Virtus también deben presentar sus huellas digitales que permiten a la Iglesia evitar que alguien que haya tenido problema de abuso de un niño en otro lugar, ciudad o país llegue a nuestras parroquias o escuelas y esté en contacto con niños, víctimas potenciales.

El Virtus y las huellas digitales son OBLIGATORIOS para todos aquellos que trabajan en las parroquias y en las escuelas católicas (con salario o no) y que de una manera u otra están en contacto con los niños que frecuentan las actividades que la parroquia o la escuela proponen.

Para los niños del catecismo, para los niños y los jóvenes de las escuelas católicas, para los jóvenes que se preparan a recibir el sacramento de la confirmación o que hacen parte de un grupo de jóvenes y para los padres de familia, la Iglesia propone un programa de formación que se llama “GOOD TOUCH/BAD TOUCH”. Este programa ayuda a los padres de familia, a los niños y a los jóvenes a descubrir los comportamientos inadecuados de ciertos adultos y a prevenir los abusos potenciales. Gracias a este programa, los adultos, los niños y los jóvenes descubren los caminos que se deben tomar para evitar que un adulto abuse de un niño o para denunciar un abuso ya cometido.

Este año, tendremos en la parroquia la formación VIRTUS, para todos los adultos que participan en la vida de la parroquia, el sábado 12 de noviembre en inglés de las 9am a las 12pm (medio día) y el sábado 29 de octubre en español de las 9am a las 12pm (medio día).

Les recordamos que esta formación es estrictamente obligatoria y que si usted no la recibe en nuestra parroquia, deberá ir a buscar el diploma de participación en otra parroquia para continuar participando de una manera activa en las actividades de la parroquia.

Para poder participar, usted debe inscribirse en la oficina de la parroquia, a más tardar, dos semanas antes del inicio de la formación para que nosotros podamos solicitar el material que cada uno recibe durante la formación. Es necesario inscribirse antes del 8 de octubre para la formación en inglés y antes del 15 de octubre para la formación en español. Solicitamos una participación de $5.oo por adulto.

Si tiene alguna pregunta relacionada con este sujeto, no tarde en tomar contacto con una de las hermanas en la parroquia o conmigo mismo.

Participe en esta formación para ayudarnos a prevenir los abusos potenciales de niños. Nunca más un niño debe ser víctima de un comportamiento anormal de un adulto relacionado con la Iglesia.

Feliz semana a todos.

P. Germán, 24/25 Septiembre del 2011
Comments