1st Sunday of Lenten Time C Los Angeles, February 13th – 14th, 2016

posted Feb 11, 2016, 3:03 PM by German Sanchez

1st Sunday of Lenten

Time C

Los Angeles, February 13th – 14th, 2016

1st Reading: of the Book of Deuteronomy 17,5-8

Psalm : 90(91), 1-2.10-11.12-13.14-15

Reading:1st Letter of Saint Paul to the Romans 10,8-13

Gospel: Saint Luke 4,1-13

Last Wednesday we started the season of Lent.

In this Holy Year of Mercy, Lent should be an extraordinary time.

In the first reading of this Sunday, the book of Deuteronomy invites us to make an offering to God. Pope Francis reminds us that there are different ways to offer something to God: the works of mercy.

We can use two words to think about in this first week of Lent: Forty and Offering.

Forty: The season of Lent lasts forty days. Let us remember that the people of God lived forty years in the desert before reaching the Promised Land and recovering their freedom. For forty years the Jews faced different tests that helped them to reach, to discover, and to make good use of God’s Promised Land.

Jesus spent forty days in the desert getting ready to live in the world with the mission to announce the goodness, the mercy and to reveal the face of his Father.

We spent forty weeks in our mother’s womb preparing to be born in this world that God offers to us, in this world where we shall love and be loved by our brothers and sisters.

Now we have forty days to prepare for rebirth at Easter.

Pope Francis invites us to offer something to God in this season of Lent.

God wants us to open our hearts and give some bread to those who are hungry. The Lord wants us to take some time to visit a sick person, a prisoner, an elderly man or woman, or anyone who has been left behind. In this season of Lent we can open our wallets to give some money to people in need or to a community group that works for the most disadvantaged in our society.

If we want to be reborn during this Lent, we need to allow the Holy Spirit to enlighten us and to strengthen us so that we can forgive anyone who has offended us.

We have forty days to offer something of ourselves, to offer something material or spiritual to anyone who suffers or who works with them.

We have forty days to discover all that God has given to us. Lent should help us be more generous in the same way that God is generous with us.

Let us not miss this Lent as the ones in previous years. May this Lent season be a real preparation time to be born again through works of mercy or through an important offering.

Jesus offered himself. In this Holy Year of Mercy, in this season of Lent, what can we offer to our brothers and sisters in need?

Amen.

Fr. Germán

1º Domingo de Cuaresma

Año Litúrgico C

Los Ángeles, el 14 de febrero del 2016

1ª lectura: del libro del Deuteronomio 26,4-10

Salmo : 90(91),1-2.10-11.12-13.14-15

2ª lectura: 1ª carta de San Pablo a los Romanos 10,8-13

Evangelio: de San Lucas 4,1-13

El pasado miércoles empezamos la cuaresma.

En este año de la Misericordia, esta cuaresma debe ser un tiempo extraordinario.

La primera lectura de este domingo, el libro del Deuteronomio nos invita a hacer una ofrenda a Dios. El Papa Francisco nos recuerda las diferentes maneras de ofrecerle algo a Dios: las obras de misericordia.

En esta primera semana de Cuaresma, tomemos en cuenta dos palabras para reflexionar: cuarenta y ofrenda.

La Cuaresma dura cuarenta días. Recordamos los cuarenta años que vivió el Pueblo de Dios en el desierto, antes de llegar a la Tierra Prometida y renacer a la libertad. Durante cuarenta años, los judíos afrontaron diferentes pruebas que les ayudaron a llegar, a explorar y a aprovechar de la Tierra, que Dios les había prometido y que les ofreció.

Durante cuarenta días, Jesús estuvo en el desierto, preparándose para vivir en el mundo en el cual, tendría la misión de revelar la bondad, la misericordia y el rostro de su Padre, ofreciéndose a sí mismo.

Durante cuarenta semanas estuvimos en el vientre de nuestras madres, para prepararnos a nacer en el mundo que Dios nos ofrece. En el cual debemos dejarnos amar por los demás y amar a nuestros hermanos y hermanas.

Ahora tenemos cuarenta días para prepararnos a renacer en Pascua.

El Papa Francisco nos invita a ofrecer algo a Dios, en este tiempo de Cuaresma.

Lo que Dios espera de nosotros es que abramos el corazón, para ofrecer un poco de pan a aquellos que tienen hambre. Que tomemos un poco de nuestro tiempo, para visitar a un enfermo, a un preso, a una persona de edad, o alguien abandonado. En este tiempo de Cuaresma podríamos abrir nuestra billetera, para ofrecer un poco de dinero a quien lo necesita, o para alguna asociación o grupo, que trabaje con las personas más desfavorecidas, de nuestra sociedad.

Si queremos utilizar esta Cuaresma para renacer, deberemos dejarnos iluminar y fortificar por el Espíritu Santo, para perdonar a alguien que nos haya ofendido.

Tenemos cuarenta días para ofrecer algo de nosotros mismos. Ofrecer algo material o espiritual a alguien que sufre, o que trabaje con las personas que sufren.

Tenemos cuarenta días para descubrir todo lo que Dios nos da día a día. Esta Cuaresma deberá  ayudarnos a ser más generosos, de la misma manera que Dios es generoso con nosotros.

No dejemos pasar esta Cuaresma, como las Cuaresmas de los años anteriores. Que esta Cuaresma sea para nosotros un verdadero tiempo de preparación para renacer,  haciendo una obra de misericordia, una ofrenda importante.

Jesús se ofreció a sí mismo. ¿Qué podemos ofrecer nosotros a nuestros hermanos y hermanas más necesitados, en esta Cuaresma, en este año de la Misericordia?

Amén

P. Germán
Comments