3rd Sunday in the Church’s time B LA, January 21st – 22nd, 2012

posted Jan 19, 2012, 10:14 AM by German Sanchez   [ updated Jan 19, 2012, 5:09 PM ]

3rd Sunday in the Church’s time

Time B

Los Angeles, January 21st  – 22nd, 2012

1st Reading: from the Book of Jonah 3,1-5.10

Psalm : 24(25)4-5.6-7.8-9

2º Reading:1st letter from St Paul to the Corinthians 7,29-31

Gospel: Saint Mark 1,14-20

 

We are in the Week of Prayer for Christian Unity (from January 18 to 25). This week’s proposed theme is: “We will all be changed by the Victory of our Lord Jesus Christ” (cf. 1 Cor 15:51-58).

I think that the invitation of the prophet Jonah, of St. Paul, and of Jesus himself will help us pray and act for the unity of Christians: “The kingdom of God is at hand. Repent, and believe in the gospel”.  

It is time to end divisions among Christians. It is time that all Christians join together to announce to the world that God is love and that Jesus came to unite all his disciples in the building of peace, reconciliation, and universal brotherhood.

In fact, the last 50 years have seen much progress in mutual respect and understanding among all the disciples of Christ. It is also true that, in this same period, we have seen the birth of many new churches and religious groups who claim to be of Christ. The divisions among Christians are outrageous and a false testimony that we Christians give to all who still don’t know the Lord.
So, what can you and I do to work for Christian unity?

I suggest both praying and taking action.
Praying:
In this week of prayer for unity of Christians , I invite you to pray every day asking the Lord to grant us the joy of having as soon as possible unity among all Christians so that humanity can discover the Kingdom of God among us and all men and women can believe in the Good News.

Praying is important in the lives of all Christians and so is taking action.
Everyone can make this week an action of reconciliation. We Catholics, who feed our faith with the bread and wine of unity, need to set an example of reconciliation, forgiveness, and unity. Let's start in our hearts by reconciling with those from whom we have been separated or stayed away from or got upset with.

Let’s try to say a word or do something that brings us closer to people with whom we haven’t spoken for a time.

In our language and our behavior, let’s avoid all phrases that separate and divide. Let’s do anything necessary to make unity and reconciliation a reality in our families, workplaces, and society.

The Kingdom of God is at hand and, this week, the Church invites us to trust in the Gospel and to work for unity and reconciliation so that the world can believe that Jesus transforms our lives.

Amen.

Fr. Germán

3er.  Domingo del tiempo de la Iglesia 

Año Litúrgico B

Los Ángeles, el 22 de enero del 2012

1ª lectura: del libro de Jonás 3,1-5.10

Salmo: 24(25) 4-5.6-7.8-9

2ª lectura: 1ª carta de San Pablo a los Corintios 7,29-31

Evangelio: de San Marcos 1,14-20

 

Estamos en la Semana de Oración por la unidad de los cristianos (del 18 al 25 de enero). El tema propuesto para esta semana es: “Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo” (cf. 1 Co 15,51-58)

Me parece que la invitación del profeta Jonás, la de San Pablo y de Jesús nos ayudan a orar y  actuar por la unidad de los cristianos: “El Reino de Dios ya está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio”.

Ya es tiempo de que terminen las divisiones entre los cristianos. Es  tiempo de que todos los cristianos nos unamos para anunciar  que Dios es amor y que Jesús vino al mundo para integrar a  todos/todas sus discípulos en la construcción de la paz, de la reconciliación, de la fraternidad universal.

Es cierto,  en los últimos 50 años, ha habido mucho progreso en el mutuo respeto y comprensión entre  los discípulos de Cristo. Pero también  es cierto que, en este mismo periodo, hemos visto nacer muchas  iglesias nuevas y  grupos religiosos que se proclaman  de Cristo.

Así pues, la  división entre los cristianos es un escándalo. La división es un falso testimonio de parte nuestra para aquellos(as) que todavía no conocen al Señor.

Entonces, ¿qué podemos hacer, ustedes y yo para trabajar por la unidad de los cristianos?

Les propongo la oración y la acción.

La oración:

En esta semana de oración por la unidad de los cristianos, los invito a orar todos los días de la semana para que el Señor nos conceda la alegría de conocer, lo más pronto posible,  la unidad entre todos los cristianos. Para   que la humanidad descubra que el Reino de Dios está en medio de nosotros y para que todos los hombres y las mujeres crean en la Buena Nueva.

La oración es importante en la vida de todos los cristianos y la acción también.

Cada uno puede realizar, en esta semana,  una acción de reconciliación. Nosotros como   católicos,  que alimentamos nuestra fe con el pan y el vino de la unidad,  debemos dar ejemplo de reconciliación, de perdón, de unidad. Empecemos por reconciliarnos en nuestro corazón con aquellos(as) que  nos hemos separado o alejado o disgustado.

Tratemos de decir una palabra o hacer algo que nos permita acercarnos  a las personas con las cuales no hablamos desde hace un cierto tiempo.

En nuestro lenguaje y en nuestro comportamiento, evitemos todas las frases que nos separen o dividan.  Hagamos todos lo necesario para que la unidad y la reconciliación sean una realidad en nuestras familias, en nuestros lugares de trabajo y en nuestra sociedad.

El Reino de Dios ya está cerca y en esta semana, la Iglesia nos invita a creer en el Evangelio,   a trabajar por la unidad y por la reconciliación para que el mundo crea que Jesús transforma nuestra existencia.

Amén

P. Germán
Comments