6º Domingo de Pascua B mayo 17 del 2009

posted May 15, 2009, 10:05 AM by Fr Germán Sanchez

6º Domingo de Pascua Año Litúrgico B

Los Ángeles 17 de mayo del 2009

1ª lectura: de los Hechos de los Apóstoles 10,25-26.34-35.44-48

 Salmo 98(99),1.2-3.4

2ª lectura : de la 1ª carta de San Juan 4,7-10

Evangelio: San Juan 15,9-17

La liturgia, la Palabra de Dios y la Iglesia nos preparan cada domingo a la celebración de la Pentecostés.

Hoy los textos de la Palabra de Dios nos hablan del bautismo, de la Justicia, del Amor de Dios por cada uno y del mandamiento que Jesús da a sus discípulos “ámense los unos a los otros como yo los he amado”.

Todos podemos hablar de la justicia y del amor. Todas las personas de buena voluntad reconocen la importancia de la justicia y del amor en la vida del hombre y en todas las relaciones en familia, en sociedad, en el país y entre las naciones.

Pero todo se complica, el desacuerdo llega y la dificultad comienza cuando hablamos de la Justicia y del Amor a la manera de Jesús.

El bautizado, el discípulo del Cristo, recibe el Espíritu Santo por la imposición de las manos y por la Unción con el Santo Crisma para recibir de Dios la fuerza, el valor y la alegría de vivir la Justicia y el Amor a la manera de Jesús.

Los padres que presentan un niño a la Iglesia, para que sea bautizado saben que están poniendo su bebé en los brazos de Jesús para que con la ayuda del Espíritu Santo crezca iluminado por la Palabra y por el ejemplo de Jesús.

El joven o el adulto que recibe el Sacramento de la Confirmación acepta la decisión de sus padres y recibe una vez más el Espíritu Santo para vivir la Justicia y el Amor a la manera de Jesús.

Para Jesús, la Justicia es hacer la Voluntad de Dios y el Amor es pensar en primer lugar en el bien de la persona amada antes de pensar en nuestro propio bien y en nuestro propio interés. Sabemos que esto no es fácil y que el mundo que nos rodea no nos incita ni nos ayuda a hacer la Voluntad de Dios ni a entregar la vida por las personas que amamos. Por esta razón Dios nos da su Espíritu Santo para que El nos sostenga, nos reconforte, nos proteja y nos guíe en el camino de la Justicia y del Amor.

Vivamos nuestro bautismo todos los días, dejémonos animar por el Espíritu de Dios para que la Justicia, la voluntad de Dios, nuestra vocación de discípulos de Jesús sea visibles en nuestras palabras y en nuestros actos.

Vivamos nuestro bautismo todos los días, dejémonos animar por el Espíritu de Dios para que el Amor de Dios se manifieste en nuestra manera de amar las personas que nos rodean y los que están lejos y que son también nuestros hermanos.

Jesús nos dice que el camino de la Justicia y del Amor que El nos propone nos colmarán de felicidad y que la felicidad será completa; no tengamos miedo de escuchar al Señor para que la Paz y la Alegría de Cristo animen nuestro corazón y se manifiesten en nuestra existencia.

Que los bautismos y todos los sacramentos que celebramos en estas fiestas pascuales nos recuerden nuestro propio bautismo y despierten en nosotros el deseo de vivir la Justicia y el Amor a la manera de Jesús.

Amen            P. Germán
Comments