ASH WEDNESDAY B LA, Feb. 22nd, 2012

posted Feb 16, 2012, 5:21 PM by German Sanchez   [ updated Feb 24, 2012, 9:31 AM ]

ASH WEDNESDAY

Time B

Los Angeles, February 22nd, 2012

1st Reading:  the book of the Prophet Joel  2,12-18

Psalm :50(51)3-4,5-6,12-13,14-17

2º Reading: from the 2nd letter

of Saint Paul to the Corinthians 5,20—6,2

Gospel: Saint Mathew 6,1-6.16-18

On this Ash Wednesday I invite you to enter the season of Lent with your hands and hearts open.

We all need to open our hearts and hands to God and others.
We all need God and our brothers and sisters to live in a world that, because of fear and mistrust is enclosed in selfishness and individualism.

The Church proposes fasting, praying and sharing as tools to help us open our hands and hearts to God and to our brothers and sisters.

The fasting, praying and sharing that Christ practiced and that Christians follow should be oriented to God and opened to our brothers and sisters.

Let’s use this season of Lent to have the experience of a fasting opened to God and shared with our brothers and sisters. Let’s use this season to live moments of prayer that bring us closer to God and that integrate us into our community.

Let’s use this Lent to open our hearts to the love that God shares with us and to open our hands to share with our brothers and sisters our joys, our sufferings, our rags and riches.

Become a believer of the Gospel that invites us to fasting, praying and sharing in order to open our hands and hearts to God and to our brothers and sisters. May this Lenten season purify our hearts so that we can celebrate the Lord’s Passover in peace and joy.

Fr. Germán

Miércoles de Ceniza Año Litúrgico B

Los Ángeles 22 de febrero del 2012

1ª lectura : Libro del profeta Joel 2,12-18

 Salmo : 50(51) 3-4,5-6,12-13,14-17

2ª lectura : de la 2ª carta de Sn Pablo a los Corintios 5,20—6,2

Evangelio: San Mateo 6,1-6.16-18

Este  Miércoles de Ceniza  los invito a reflexionar   sobre el tiempo de cuaresma con las manos y el corazón abiertos. Todos necesitamos abrir el corazón y las manos hacia  Dios así como  hacia  los demás.

Todos necesitamos a Dios,   también a nuestros hermanos y hermanas para vivir en este mundo, que  debido  al miedo y  desconfianza,  nos encierra cada vez más en el egoísmo e  individualismo. La Iglesia nos propone el ayuno, la oración y el compartir con los demás para ayudarnos a abrir las manos y el corazón a Dios,   de igual manera a nuestros hermanos y hermanas.

El ayuno, la oración y el compartir con los demás que Cristo vivió y que los cristianos hemos estado imitando,  deben siempre  orientarse  hacia Dios, hacia  nuestros hermanos y hermanas.

Aprovechemos  este tiempo de cuaresma para vivir  la experiencia de un ayuno abierto a Dios y compartido con nuestros hermanos y hermanas. 

Para vivir momentos de oración que nos acerquen a Nuestro Padre  y  nos integren en la comunidad.

Aprovechemos de este tiempo de cuaresma para abrir nuestro corazón al amor que Dios comparte con nosotros y  compartir con nuestros hermanos y hermanas las alegrías, los sufrimientos, nuestras riquezas y nuestras pobrezas. Así pues,  conviértete y cree en el Evangelio que nos invita a utilizar el ayuno, la oración y el compartir con los demás, y de esta forma  abrir las manos y el corazón a Dios,  como a nuestros hermanos y hermanas. Que este tiempo de cuaresma purifique nuestro corazón para que podamos celebrar en paz y con alegría la Pascua del Señor. P Germán
Comments