THANKSGIVING Day A LA, November 24th, 2011

posted Nov 10, 2011, 4:07 PM by Fr Germán Sanchez   [ updated Nov 24, 2011, 7:27 PM by German Sanchez ]

THANKSGIVING

Time A

Los Angeles, November 24th, 2011

1st Reading: from the Book of Sirach 50,22-24

Psalm : 112 (113)1-2.3-4.5-6.7-8

2º Reading:from 1st letter for St Paul to the Corinthians 1Co1 3-9

Gospel: Saint Luke 17,11-19

 Two years ago, on Thanksgiving Day, I invited you to thank the Lord for one of the greatest treasures of humankind which is diversity. Last year we thanked the Lord for peace which is the gift that God gives to all men and women of goodwill who accept the Holy Spirit into their hearts.

This year I invite you to thank the Lord for the solidarity that exists in our world.

In this time of economic crisis, it is important that we acknowledge those around us who devote their time and energy and who share their possessions with other people in material or spiritual need.

In our parish and in our city there are many people, youth, adults and older individuals, who think of the needs of others and act to bring a little peace, joy and happiness to those suffering around them.

I’m talking about those who give food or drink to the hungry and the thirsty. I’m talking about those who regularly visit the sick and the elderly.

About those who help us financially and allow the parish to develop its activities and continue announcing the Gospel today. Those who give a bit of their time to the parish to help others discover or grow in the love of God. I’m talking about those who share with others and often do this silently and anonymously.

Thank you Lord for having them among us.

Thank you Lord for all our brothers and sisters who show us that joy comes from solidarity and fraternal love.

 Thank you Lord for the gift of solidarity that lives in our hearts and prevents us from withdrawing in selfishness into the misery of being alone.

This Thanksgiving day let’s thank the Lord for living in our hearts and for reminding us daily that happiness lies in sharing and being supportive.

Let this Thanksgiving holiday be a day to share and to show solidarity with each other.

Amen.  

Fr. German

ACCION DE GRACIAS

Año Litúrgico A

Los Ángeles, 24 de noviembre del 2011

1ª lectura: del libro del Eclesiástico 50,22-24

Salmo : 112(113) 1-2.3-4.5-6.7-8

2ª lectura: de la 1ª Carta de Sn Pablo a los Corintios 1Co1,3-9

Evangelio: de San Lucas 17,11-19

Hace dos años, el día de acción de gracias, los invité a darle gracias al Señor por una de las riquezas más grandes de la humanidad que es la diversidad. El año pasado le demos gracias al Señor por la paz que es el regalo que el resucitado transmite a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que acogen al Espíritu Santo en su corazón.

Este año los invito a darle gracias al Señor por la solidaridad que existe en nuestro mundo.

En este tiempo de crisis económica, es importante que reconozcamos alrededor de nosotros las personas que consagran tiempo, energía y que comparten sus riquezas con aquellos(as) que tienen necesidades materiales o espirituales.

En nuestra parroquia y en nuestra ciudad hay muchos hombres y mujeres, jóvenes, adultos y personas de edad avanzada que piensan en los demás y que actúan para llevar un poco de paz, de alegría y de felicidad a aquellos(as) que sufren alrededor de nosotros.

Hablo de aquellos(as) que dan un poco de pan o una bebida a los (las) que tienen hambre o sed. Hablo de aquellos(as) que van a visitar regularmente los enfermos y los ancianos.

Hablo de aquellos(as) que nos ayudan económicamente y que permiten que la parroquia pueda desarrollar sus actividades y continuar anunciando el Evangelio hoy. Pienso en aquellos(as) que dan un poco de tiempo a la parroquia para ayudar los unos y los otros a descubrir o a crecer en el amor de Dios. Pienso en todos aquellos(as) que comparten con los demás y que hacen el bien frecuentemente en silencio y en el anonimato.

 Gracias Señor por ellos (ellas).

Gracias   Señor por todos nuestros hermanos y hermanas que nos muestran la alegría que resulta de la solidaridad y del amor fraterno. 

Gracias Señor por el don de la solidaridad que habita nuestros corazones y que nos impide encerrarnos en el egoísmo y en la tristeza de la soledad.

En este día de acción de gracias podemos agradecer al Señor por vivir en nuestros corazones y por recordarnos todos los días que la felicidad se encuentra al compartir y en la solidaridad.

 Que esta fiesta de acción de gracias sea una jornada para compartir y para mostrarnos solidarios unos de otros.

Amén.     

P. Germán
Comments